abr 05, 2012 7:03 am - Publicado por Margarita

Hola amigos ¿qué tal vuestros planes para  Semana Santa?

En estos días festivos la posibilidad de actividades es muy variada, ya sea en nuestro lugar de residencia o desplazándonos a diferentes destinos. Existe un producto que encontraremos en cualquier punto de la Península Ibérica en estas fechas: EL BACALAO.

Sabíais que se  pesca, desde el siglo XVI, especialmente en Terranova y Gran Sol.

Fueron los pescadores españoles los primeros en salar el bacalao para su mejor conservación. Los vikingos lo ahumaban al no disponer  de sal y se conservaba peor por la humedad.

El bacalao en salazón  permitió durante siglos a numerosas poblaciones continentales europeas disponer de reservas  proteicas de gran valor. Muchos de los viajes de los navegantes ibéricos no hubieran sido posibles sin contar con este producto.

Antiguamente, numerosos campesinos españoles, que vivían en regiones lejos del mar cocinaban  muy diferentes recetas de este producto. Era una fuente de proteínas, junto con el cerdo, muy extendido por su precio económico y su fácil conservación.

Las recetas con bacalao, ya sea fresco o en salazón, son muchas y muy variadas. Yo os ofrezco 2 recetas, como siempre, fáciles y rápidas.

Pero antes, lo más importante: como desalar el bacalao.

Poner el bacalao en agua (en remojo) entre 36 y 48 horas. Cambiar el agua cada 6/8 horas. Conservar en la nevera y mejor cubierto.

Muchos cocineros recomiendan, una vez desalado, sumergir en leche fría 1 hora, para que el bacalao se blanquee y las láminas se desprendan con mayor facilidad.

Escurrir y secar bien antes de cocinar.

 

Bacalao en papillote:

Precalentar el horno a 180º

Cortamos un cuadrado de papel  encerado para horno, por comensal. Ponemos en cada uno de ellos ½ cebolla, ½ pimiento verde y ¼ de pimiento rojo, todo ello cortado en juliana. Encima pondremos el bacalao (puede ser un trozo o en tiras), regar con aceite de oliva y espolvorear un poco de pimienta.

Cerrar los paquetes herméticamente  y poner en el horno (ya caliente) 12 min.

Abrir los envoltorios con cuidado  y servir.

 

Continuamos con las recetas de bacalao, os propongo una receta muy antigua, estamos hablando del siglo XVII,  de gran tradición entre los castellanos de la Mancha. EL TIZNAO (significa brasas) y se preparaba en las brasas de las chimeneas. Hoy en día sería un plato que tomaríamos de entrante como una ensalada templada.

Ensalada templada de bacalao:

Asar 2 pimientos rojos en el horno (unos 25 min). Si no se dispone de tiempo se puede usar un bote de pimientos asados en tiras.

En una sartén poner un poco de aceite y 1 cebolla cortada finamente. Añadir el bacalao en migas (previamente desalado) y rehogar  4 min.

Si hemos asado el pimiento, quitar la piel y cortar en tiras.

Cortar, muy menudito 1 diente de ajo y mezclar, batiendo bien, con 3 cucharadas de aceite, 1de vinagre y orégano

Poner en un plato las tiras de pimiento, regar con la vinagreta y poner encima el bacalao y la cebolla. Espolvorear pimentón y listo.

Notas: El bacalao que he utilizado en esta receta lo he encontrado en Morán. Es uno de los complementos que nos ofrecen para facilitarnos la compra.

Os deseo feliz semana.

¡Ah! y si preparáis alguna receta con el producto estrella de esta semana, bacalao, no dejéis de contármela. Y si es de las recetas rápidas que puedo incluir en esta sección, prometo hacerla y poner la foto del resultado en próximas semanas. ¡Os espero!

 

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.