sep 10, 2013 21:56 pm - Publicado por Margarita

Esta es una época del año perfecta para preparar conservas en casa con higos, ciruelas, tomates, pimientos… Alimentos que nos permiten hacer mermeladas, compotas, pistos… y disfrutarlos todo el año.

Este método de conservación casero junto con el ahumado, el secado, los salados, se utiliza desde que el hombre, que dependía de sus cultivos, buscaba la forma de mantener  alimentos a lo largo del año o para épocas de escasez.

Aunque el método es sencillo, es importante mantener unas normas de higiene estrictas para evitar la contaminación de los alimentos por bacterias:

-Los alimentos deben de ser lo más frescos posible (de temporada), en su punto de maduración (en el caso de las frutas), no estar golpeados y perfectamente limpios.

-Todos los utensilios, encimeras y… nuestras manos deben de limpiarse con sumo cuidado.

-Los envases, tarros o botes de cristal, que vayamos a utilizar, deben de estar esterilizados, por ejemplo hirviéndolos 15 minutos.

-Revisaremos atentamente las tapas de los tarros si ya las hemos utilizado anteriormente y desecharemos las que no estén en perfecto estado.

-Cuando llenemos lo envases dejaremos 3 cm y cubriremos los alimentos con el caldo o jugo en el caso de las verduras y conservas en aceite.

-Cerraremos los envases (nos aseguraremos que están perfectamente cerrados) y introduciremos en una olla al baño maría. El tiempo de cocción dependerá del tamaño de los botes entre 1 y 2 horas. Si lo hacemos en olla exprés 15 minutos.

-Dejamos enfriar, etiquetaremos con nombre y fecha. Comprobaremos una vez más que están perfectamente cerrados.

-Guardaremos en un lugar seco, sin luz y fresco.

-Una conserva bien hecha se mantendrá en perfecto estado 1 año.

 

Conservas de vegetales y verduras

Las verduras tendremos que escaldarlas, en trozos de tamaño similar.

Limpiamos bien las verduras y escaldamos por medios kilos en una olla con capacidad para unos 4 litros de agua hirviendo y zumo de limón. Se rellenan los envases, previamente esterilizados, hasta unos 3 cm del borde y se cubren con salmuera, para evita que se desarrollen bacterias.

 

 Conservas de frutas

Una norma general a la hora de preparar mermeladas en casa es 1 kg de azúcar por kg de fruta, aunque dependiendo de la variedad de fruta y de nuestro gusto personal estas cantidades pueden variar, pero debemos recordar que el azúcar es un conservante perfecto para evitar la proliferación de bacterias.

Mermelada de ciruelas:

Os comento como preparo la mermelada de ciruela ya que está en su mejor momento y estas 2 últimas semanas nuestro ciruelo no para de dar ciruelas.

Ingredientes:

1 kg de ciruelas

500 gr de azúcar, no me gusta las mermeladas muy dulces.

½ vaso de agua (si fuera necesario)

Zumo de medio limón

Preparación:

Lavar bien las ciruelas, las partimos a la mitad y quitamos el hueso. Las ponemos en una  cazuela con el azúcar y el zumo de limón, mezclamos y dejamos reposar 1 hora.

Ponemos  la cazuela a fuego medio y dejamos cocer durante 40 minutos, removiendo frecuentemente, añadir un poco de agua si es necesario.

Una vez alcance la consistencia de mermelada apagamos el fuego y dejamos reposar. Si queremos una textura más fina lo trituramos con la batidora.

Rellenamos los botes y hacemos el proceso comentado al principio.

Mermelada de higos:

También estamos en la época de higos, nuestra higuera, este año aunque está cargada de frutos aún no están en su punto. Pero espero en un par de semanas ponerme manos a la obra y disfrutarla con quesos, patés…

Ingredientes:

1 kg de higos limpios y pelados (pesados ya pelados)

500 gr de azúcar

Zumo de medio limón

Elaboración:

Ponemos los higos limpios y partidos en una olla con el azúcar y el zumo de limón, dejamos reposar 1 hora.

Cocemos a fuego medio unos 35-40 minutos, removiendo frecuentemente. Si veo que es necesario le añado un poco de agua. Cuando haya espesado, retiramos la mermelada del fuego y si se desea, se puede triturar con la batidora

Un truco final de una amiga con poco tiempo, esta es una  forma de hacer conservas rápida y según ella muy efectiva:

Calentar el bote de cristal en el microondas. Rellenar con la mermelada o pisto… cerrar fuertemente. Dar la vuelta al bote y dejar enfriar (boca abajo) y ya está hecho el vacío.

 

¡¡¡OJO!!! mucho cuidado antes de abrir una conserva. Siempre desecharemos aquellas que tengan alguna rotura, raja, perdida o bien la tapa abultada, ya que suele ser signo inequívoco de contaminación o mala conservación.

This entry was posted in Curiosidades Gastronómicas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.