abr 02, 2013 20:41 pm - Publicado por Margarita

Nuestras madres y abuelas eran expertas en ahorrar utilizando pequeñas pautas y hábitos, que quizás, en los últimos años hemos dejado de lado.

Vamos a recordar algunos de esos consejos para poder reducir nuestros gastos. Son sencillos pero eficaces.

¡Espero que os sean útiles!

A la hora de comprar:

-Hacer la lista de la compra basada en unos menús ya seleccionados y nuestras necesidades

-Aprovechar ofertas (pero con cabeza).

-Comparar precios y por supuesto calidad.

-Comprobar fechas de caducidad de los productos.

- Mejor alimentos de temporada. Aquí tenéis una lista de alimentos:

Enero: kiwi, mandarina, manzana, naranja, acelga, alcachofa, berenjena, coliflor, guisante, haba, pimiento, codorniz, pavo, marisco, bacalao y lubina.
Febrero: fresa, kiwi, mandarina, naranja, acelga, alcachofa, berenjena, coliflor, guisante, haba, pimiento, codorniz, pavo, marisco, bacalao y lubina.
Marzo:
fresa, kiwi, mandarina, naranja, acelga, alcachofa, berenjena, coliflor, espárrago verde, guisante, haba, pimiento, cordero, marisco, bacalao, gallo, lenguado y lubina.
Abril:
fresa, naranja, acelga, berenjena, calabaza, coliflor, espárrago verde, pimiento, cordero, marisco, gallo, lenguado, sepia, merluza, bacalao y boquerón.
Mayo:
albaricoque, cereza, fresa, melocotón, nectarina, calabaza, espárrago verde, pimiento, cordero, merluza, boquerón y sepia.
Junio:
aguacate, albaricoque, cereza, ciruela, melocotón, melón, nectarina, sandía, calabaza, pimiento, cordero, merluza y boquerón.
Julio: aguacate, albaricoque, cereza, ciruela, higo, melocotón, melón, nectarina, pera, sandía, calabaza y merluza.
Agosto: aguacate, albaricoque, ciruela, higo, manzana, melocotón, melón, nectarina, pera, calabaza y codorniz.

Septiembre: aguacate, granada, higo, membrillo, manzana, melón, pera, uva, calabaza y codorniz.
Octubre:
aguacate, chirimoya, granada, membrillo, kiwi, manzana, pera, uva, acelga, berenjena, calabaza, pimiento, codorniz, marisco y salmonete.
Noviembre: chirimoya, granada, membrillo, kiwi, mandarina, manzana, naranja, pera, uva, acelga, alcachofa, berenjena, calabaza, coliflor, guisante, pimiento, codorniz, pavo y salmonete.
Diciembre: chirimoya, kiwi, mandarina, manzana, naranja, uva, acelga, alcachofa, coliflor, guisante, pimiento, codorniz, pavo, marisco, bacalao y salmonete.
Todo el año:
plátano, ajo, calabacín, cebolla, espinaca, judía verde, lechuga, nabo, pepino, rábano, tomate, zanahoria, cerdo, conejo, ternera, pollo y sardina.

 

-Saber la cantidad de alimento por ración es importante a la hora de calcular lo que vamos a necesitar.

Os dejo una tabla orientativa de la cantidad de carne por ración:

Pollo y conejo: entre 200 y 250 gramos.

Buey y Ternera: entre 100 y 150 gramos para las carnes sin hueso. Las piezas con hueso pesarán entre un 30% y 50% más. Dependiendo de la pieza.

Cerdo: entre 125 y 150 gramos sin hueso. Si es una pieza con hueso aumentaríamos el peso entre un 30% y 50%

Cordero y Cabrito: la ración sin hueso 250 gramos. Aumentaremos el peso si hay hueso como hemos indicado anteriormente.

Caza menor: entre 200 y 250 gramos.

 

A la hora de conservar:

-Es importante que cada alimento esté en el sitio adecuado en la nevera: Frutas y verduras en la zona menos fría y carnes y pescados en la parte más fría.

-Separar los alimentos crudos de los cocinados y siempre tapados.

-En la despensa los productos nuevos los pondremos a la parte de atrás y los que tienen más tiempo delante.

- Las patatas, los ajos y las cebollas no debemos guardarlos juntos ya que la humedad hará que se estropeen. Estos alimentos se deben conservar en recipientes abiertos (no platicos).

 

A la hora de cocinar:

-Seleccionar el fuego adecuado al tamaño del recipiente con que vayamos a cocinar (ni más grande, ni más pequeño).

-Cocinar con la tapa puesta. Se llega antes al punto de ebullición y una vez alcanzado podemos bajar la intensidad del fuego manteniendo la cocción.

-Cocer las verduras con poco agua. Se cocerán antes y conservarán mejor sus propiedades.

-Si cortamos en trozos pequeños verduras y carnes para salteados y rehogados, necesitaremos menos tiempo de cocinado.

-El horno alcanza la temperatura en 10/12 minutos. No es necesario precalentarlo más tiempo.

-Aprovechar lo que nos sobre para preparar al día siguiente nuevos platos: croquetas, canelones, salteados, empanadillas, ensaladas….

 

 

 

This entry was posted in Curiosidades Gastronómicas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.