oct 15, 2013 20:42 pm - Publicado por Margarita

¿Paté o Foie-Gras? Existe una tendencia a pensar que son alimentos similares

Vamos a repasar  la historia para conocer un poco más sobre estos 2 alimentos.

Paté: El termino francés Pâté viene del latín vulgar “paste”=pasta.

Se llamaba paté  a la envoltura de harina y agua (tipo hojaldre) que contenía diferentes alimentos: carnes y pescados mezclados con grasas y verduras picadas. Cocinadas hasta formar una pasta y presentadas con formas (sobre todo a partir del siglo XIV) de animales: aves, peces… Con el paso del tiempo la envoltura o costra fue desapareciendo y se empezó a cocinar y presentar en embases: terrinas.

 

Además de la carne o pescado lleva otra serie de productos como leche, harinas, condimentos y especias para conseguir la textura deseada.

 

Foie-Gras: Este producto está preparado sólo con hígado fresco de ocas o patos.

Por su composición es un alimento rico en hierro, acido fólico, zinc, fosforo, vitaminas… y un elevado valor energético. Su consumo tiene su lugar dentro de una dieta equilibrada pero con un consumo moderado.

Su existencia aparece ya  en el Antiguo Egipto, pues se han encontrado frescos en los que  aparecen figuras de  hombres alimentando a ocas con higos y cerveza.

Los romanos las alimentaban con  higos y vino con miel.

Pero además de las variedades clásicas de Paté, podemos preparar en casa patés de diferentes sabores fácilmente como:

Paté de jamón:

100 gr de jamón serrano

60 gr de queso para untar.

75 ml de nata baja en grasa.

Quitamos la grasa al jamón, mezclamos y trituramos todos los ingredientes. Al final ponemos un toque de pimienta molida.

Dejar reposar en el frigorífico.

Paté de atún:

1 lata de atún en aceite.

3 quesitos.

1 cucharada de tomate frito.

Triturar todos los ingredientes.

Paté de pimientos y anchoas:

1 lata de anchoas

1 pimiento rojo pequeño asado (puede ser en conserva)

1 yema de huevo cocido

Mezclar los ingredientes y pasar por la batidora

Paté de mejillones:

1 lata y media de mejillones en escabeche

200 gr de queso para untar

1 cucharadita de alcaparras.

Triturar todos los ingredientes.

Paté de cabracho:

250 gr de cabracho

200 gr de nata

6 huevos

250 ml de tomate natural triturado

Sal, pimienta y nuez moscada.

Calentamos el horno a 210ºC y ponemos un recipiente con agua.

Cocemos en abundante agua con sal y 1 hoja de laurel el cabracho 6/8 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.

Desmenuzamos el pescado (ojo a las espinas).

Ponemos en un vaso de batidora el cabracho, los huevos, el tomate, la nata, salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada.

Trituramos y ponemos en un molde para horno.

Introducimos el molde con la masa dentro del recipiente que está en el horno con el agua ya hirviendo.

Dejamos hacer al baño María 30 minutos.

Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Paté de nueces con roquefort y manzana

Queso Philadelphia

1 trozo pequeño de queso Roquefort

Nueces picadas

½ manzana ácida en trocitos

Se mezclan con quesos con un tenedor, se añaden las nueces y la manzana y se amasa con una espátula de madera, para que quede todo en trozos. También se puede triturar dejando una textura gruesa.

¿Que paté haceis en casa?

.

 

This entry was posted in Curiosidades Gastronómicas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.