oct 30, 2012 21:01 pm - Publicado por Margarita

Además de una idea atractiva para los niños, por la presentación, es…

una receta perfecta para esta época del año, ya que la calabaza se encuentra en su mejor momento y la bajada de la temperatura invita a “guisos de cuchara”.

La mezcla del  sabor del puerro (más fuerte) con el dulzor de la calabaza acompaña de maravilla a la carne de cordero “Pascual”.

Ingredientes:

1 pierna de cordero pascual, deshuesada y partida en trocitos

3 puerros.

Calabaza, 750 gr/ 1 kg.

Caldo de carne, necesitaremos algo más de 1 L.

Tomillo

Preparación:

En esta ocasión el caldo lo he preparado, yo, poniendo en  2 L de agua fría, los huesos de la pierna de cordero, 1 hueso de Jamón, ½ cebolla, 1 zanahoria, 2 hojas de laurel unos granos de pimienta y un poco de sal (poca, recordad hemos puesto el hueso de jamón)

Cocer todos los ingredientes en una cacerola tapada por espacio de 1 hora. Colar.

Podéis hacer el  caldo el día de antes o comenzar a cocinar, el guiso, una vez esté el caldo listo.

Empezamos con el guiso:

En una cazuela con un poco de aceite ponemos los puerros cortados en rotadas finas, rehogamos y añadimos los trozos de carne. Mezclamos bien, salpimentamos.

Cuando la carne comience a dorarse incorporamos un chorrito de vino y a fuego fuerte dejamos que se evapore.

Añadimos la calabaza cortada en cuadrados y un poco de tomillo volvemos a mezclar bien los ingredientes y pasados unos minutos incorporamos el caldo caliente.

Tapamos la cazuela y dejamos cocer 45 min. Tiempo suficiente para que la carne esté blanda.

 

 

 

 

Si queréis sorprender a vuestros hijos y que no se puedan resistir a probarlo, presentad el guiso dentro de la calabaza.

 

 

 

 

 

¡Yo lo he hecho!

This entry was posted in Recetas de cordero, Recetas para niños, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.