jun 25, 2014 17:12 pm - Publicado por Margarita

La carne de ave ocupa un papel destacado en nuestra cocina. Dentro de este tipo de carne englobamos muchos animales.

Las aves se dividen en dos grandes grupos:

Corral (gallina, pollo, pato, paloma, pularda, pavo y pavipollo)

Salvajes (faisán, codorniz, perdiz, patos, gansos y ocas).

Algunas especies se crían tanto en corral como de forma salvaje, y muchas de las salvajes ya se crían en granjas

Una de las aves más consumidas es la de pollo, por precio, tradición  y sabor, aunque en la actualidad el consumo de carne de pavo está muy extendido.

Las posibilidades de preparación son muy variadas: plancha, rebozadas, asadas, hervidas, rellenas o salteadas y dependerá del tipo de ave y formato (entero, troceado, fileteado…)

Hace algún tiempo en “curiosidades gastronómicas” escribí sobre la carne de ave en nuestra cocina: Conservación, consumo, manipulación, valor nutritivo…. (ver aquí)

Hoy vamos a conocer las diferentes clases de pollo y como prepararlo.

Las diferencias y nombre vienen marcadas por la edad y el sexo.

Los picantones:

Pollos pequeños de medio kilo aproximadamente. Carne tierna y sabor suave.

Podemos prepararlo al horno o parrilla.

Pollo tomatero:

Un poco mayor, su peso se aproxima al kilo. Su carne es delicada y muy sabrosa.

Se prepara igual que los picantones.

La pularda:

hembra de ocho meses, pesa alrededor de los dos kilos. Con una carne tierna y muy sabrosa.

Perfecta para asar o preparar un guiso.

 El capón:

macho castrado con un peso de más de tres kilos. Presenta gran cantidad de grasa entreverada, lo que lo hace ser muy sabroso.

Perfecto asado o relleno.

Gallina:

hembra vieja del pollo, su carne es dura pero muy sabrosa.

Se usa especialmente en guisos y caldos.

 

 

This entry was posted in Curiosidades Gastronómicas, Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.