dic 08, 2014 16:36 pm - Publicado por Margarita

 

¿¿Hola a tod@s!!! que tal habéis pasados 3 días de descanso??

Entramos de lleno en el mes de las navidades y pensado en los diferentes momentos para compartir, invitar, recibir, he preparado 2 soluciones muy apetecibles y sin complicaciones para momentos informales.

Las croquetas son una gran solución, sólo tenemos que hacer la masa, las croquetas y congelarlas. Como es un mes especial he dejado a un lado las clásicas de pollo o jamón para preparar estas delicias que aprendí de Irene, una  amiga asturiana.

Veréis que la cantidad de queso cabrales puede variar según nos guste más o menos intenso el sabor. Os recomiendo empezar por 60 gr.

Croquetas de cabrales

Ingredientes: ½ l de leche, 50 g de harina, 60/100 g queso de cabrales, 30 g de nueces

Pan rallado,  huevos

Sal, pimienta y nuez moscada.

Preparación:

En una sartén antiadherente poner el aceite, cuando esté caliente echar la harina y remover constantemente para que no se hagan grumos utilizar una cuchara de madera.

Pasado un minuto comenzar a incorporar la leche poco a poco mezclándola con la harina sin que se nos hagan grumos, remover sin parar y así debemos ir añadiendo toda la leche.

Aplastamos bien el queso, lo añadimos y con ayuda de la cuchara procuramos que se deshaga y que quede diluido por toda la masa. Ponemos las nueces troceadas, un poco de nuez moscada, sal y pimienta.

Tenemos que estar removiendo la masa durante aproximadamente 10 minutos, sin parar, hasta que espese.

Dejar enfriar, mínimo 2 horas

En un plato ponemos un poco de harina, en otro batimos huevos y en un tercero ponemos pan rallado.

Vamos dando forma a la masa de croqueta (redonda o alargada) y la enharinamos, la pasamos al plato del huevo y después  al plato de pan rallado, procuramos que se cubra bien.

Las freímos en abundante aceite, dándoles vueltas para que se doren por todos los lados. Una vez doradas pasarlas a una fuente con papel absorbente para quitarle el exceso de grasa y listas para comer.

Otra idea que suele gustar mucho es:

Patatas con morcilla

Necesitamos: Patatas y morcilla. Sal y aceite.

Pelamos, lavamos y cortamos las patatas como para tortilla.

Las freímos en abundante aceite. Salpimentamos. Podemos freirlas más o menos según gusto. Yo suelo retirar la mitad de las patatas y dejar la otra mitad que se dore un poco más.

Quitamos la piel a la morcilla, picamos y salteamos con un poco de aceite.

Escurrimos bien las patatas y utilizando un molde de emplatar, ponemos una parte de las patatas encima el picadito de morcilla y cubrimos con más patatas.

 

Espero que os sean útiles estas ideas y…

os deseo una muy feliz semana!!!

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.