abr 17, 2013 21:36 pm - Publicado por Margarita

Recurrir a los empanados es un recurso muy normal en las recetas de los peques, ya que conseguimos platos crujientes y jugosos, que les resultan muy atractivos.

Ya vimos anteriormente una receta con pan rallado y kikos triturados…

Con “Pechuga de pollo empanada con queso” os traigo una forma de rebozar diferente  y hecho al horno que encantará a todos.

Podemos conseguir un plato muy apetecible y con mucho colorido. Además es una receta en la que los niñ@s pueden colaborar activamente en su preparación.

Ingredientes:

2 pechugas de pollo cortadas en tiras.

Leche

Queso rallado, especial para gratinar

Sal y pimienta

200 gr de guisantes congelados

100 gr de zanahorias baby congeladas.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200ºC

 

Salpimentamos las pechugas cortadas en tiras.

 

 

 

 

Las sumergimos en un recipiente con leche, 1 minuto.

 

 

 

 

Las pasamos a otro recipiente donde hemos puesto el queso. Presionamos el pollo para que se adhiera bien el queso.

 

 

 

Pasamos a una fuente de horno y lo introducimos en el horno 20/25 minutos.

 

 

 

 

 

 

Mientras, cocemos los guisantes y zanahorias 10 minutos en abundante agua con sal y un chorrito de aceite.

Pasado el tiempo escurrimos bien y reservamos.

 

 

 

 

Cuando lleve el pollo 18/20 minutos el horno podemos comprobar si ya esta hecho por dentro pinchando con una aguja o brocheta.

 

 

Sacamos las pechugas del horno. El queso se habrá fundido y dorado.

 

 

Decoramos el plato con  los guisantes y zanahorias.

Tambien podeis añadir unas patatas fritas.

¡Qué disfrutéis de una agradable comida familiar!

 

This entry was posted in Recetas de ave, Recetas para niños, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.