jun 30, 2013 21:43 pm - Publicado por Margarita

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal la semana?

Estamos en la época perfecta de las barbacoas.

Si tenemos una rejilla y unas buenas brasas ya tenemos una barbacoa, solo nos falta una buena selección de productos  y un grupo de amigos para disfrutar de una comida o cena distendida.

Cuando preparamos los alimentos en barbacoa conseguimos aromas y sabores diferentes deliciosos y muy apetecibles.

Si queréis algunos consejos para preparar una barbacoa ver aquí.

En el resumen de la semana de soluciones fáciles y rápidas no podía faltar una ensalada.

Y qué mejor que una ensalada completa y fresca. Perfecta para llevar a la oficina, playa, excursión… o simplemente como solución saludable y rápida cuando llegamos a casa a las 16 horas  con  34ºC de temperatura y no tenemos preparado nada para comer. Por supuesto queremos comer “bien” y sin complicaciones, esto es lo que me pasó el Jueves y mi solución fue:

Legumbres en ensalada arcoíris.

Necesitamos:

1 bote de judías blancas, tomates, zanahorias, cebolla, maíz, aceite, vinagre de Módena y mostaza. No pongo cantidades pues son totalmente libres, según gusto.

Lavamos al chorro bien las judías y dejamos escurrir.

Mientras cortamos las zanahorias (he utilizado una mandolina buscando un corte muy fino), los tomates, si son grandes en cuadraditos, los Cherry se puede cortar solo a la mitad. La cebolla en juliana fina

En una fuente ponemos las judías en el centro y alrededor en resto de los ingredientes.

Hacemos una vinagreta emulsionando, en esta proporción, el aceite (3 cucharadas), el vinagre (1 cucharada) y la Mostaza (1 cucharadita).

Podemos añadir, aunque en esta ocasión yo no lo he hecho, una latita de atún.

Listo!!!.  ¡Más fácil imposible! Y… si quereis alguna idea más de ensaladas completas.

 

La salsa mahonesa es un complemento perfecto para muchos platos en verano, os traigo una forma diferente de utilizar esta salsa:

Pechuga de pollo en salsa de mahonesa.

Necesitamos: 2 pechugas de pollo, 300 ml. de caldo de pollo, 3 cucharadas de salsa mahonesa y pimienta.

En una sartén con 2 cucharadas de aceite doramos las pechugas por ambos lados (5 minutos).

Damos un toque de pimienta molida. De momento no pongo sal ya que el caldo y la mahonesa tienen.

Añadimos el caldo a la sartén, reservando 50 ml.

Dejamos a fuego medio 10 minutos para que se reduzca. Giramos las pechugas a mitad de la cocción.

Batimos las 3 cucharadas de mahonesa con el caldo restante y lo incorporamos a la cocción.

En 5/7 minutos la salsa se habrá reducido y espesado. Es el momento de comprobar el punto de sal.

Perfecto si lo servimos con unas patatas fritas en cuadraditos.

En 25 minutos tenemos un plato diferente y delicioso!!!

 

Esta semana, cuando preparé la salsa boloñesa, como es una receta entretenida que lleva su tiempo, hice bastante cantidad para que  sobrara y aprovechar para hacer otros platos (además se puede congelar perfectamente).

El sábado con “las sobras” de la salsa boloñesa he preparado milhojas de verduras y salsa boloñesa, una idea muy sencilla y sorprendente. Os lo cuento mañana en “paso a paso”.

Hasta mañana y…¡Os deseo una feliz semana!

 

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.