may 27, 2012 19:28 pm - Publicado por Margarita

Todas las materias primas (desde su origen, en su crianza, en la alimentación, en las enfermedades, en el  transporte y en el sacrificio) y los diferentes miembros de la industria alimentaria (agricultores, ganaderos, industriales, transportistas, mataderos y comerciantes) están sometidos a una serie de controles sanitarios que nos aseguran que todo alimento que adquirimos en una carnicería cumple con la normativa de sanidad y calidad.

 

Sin embargo, a partir de la adquisición de los productos cárnicos en los establecimientos, somos los consumidores los responsables de que los alimentos lleguen a nuestras mesas con el máximo de calidad y seguridad.

Esto es muy sencillo si cumplimos unas normas básicas:

-          Conservar la carne en el frigorífico, a temperatura inferior a 4ºC. Debemos de recordar que, cada vez que se abre la nevera, la temperatura sube alrededor de 5/8ºC.

-          Consumir la carne en un plazo de 3 días. La carne picada mejor en 24 horas.

-          Es importante una buena manipulación. Siempre con las manos, utensilios y superficies limpias.

-          Separar los alimentos cocinados de los crudos. Situar en diferentes estantes en el frigorífico y por supuesto siempre en recipientes cerrados.

-          Después de la manipulación de alimentos frescos debemos lavar bien los utensilios utilizados, las superficies y las manos antes de tocar otros alimentos. De esta manera evitaremos la contaminación de los alimentos (Contaminación cruzada).

-          Si congelamos la carne lo haremos por debajo de -18ºC. Cuanto más rápida sea la congelación mejor se conservará todas las cualidades del producto.

-          Si queremos mantener la calidad de los alimentos a la hora de descongelar, debemos hacerlo en la parte baja del frigorífico. Nunca a temperatura ambiente o en espacios con calor que facilitaría el crecimiento de microorganismos.

Una vez puestas en práctica estas normas básicas de higiene y seguridad, nos ponemos el delantal y…¡a cocinar!

 

Lunes

Como todos los lunes hoy comemos pollo. Os propongo una receta muy, muy fácil  que sorprende por su seductor aroma.

Muslos de pollo al Cava:

Calentamos el horno a 200ºC

Lavamos y secamos bien 8 muslos de pollo sin piel.

Los untamos con un poco de aceite y salpimentamos.

Cortamos una cebolla en aros finos y los ponemos en una fuente de horno junto con los muslos. Espolvoreamos romero y lo introducimos en el horno.

A los 12 min. giramos los muslos y dejamos hacer otros 12 min.

Añadimos un vaso pequeño de cava y en 20 min. aprox. tendremos listos los muslitos.

Nota: Se puede utilizar pechugas en cuadraditos. Una cena excelente que se puede acompañar de arroz  y por supuesto de una copa de cava y una buena compañía.

 

Jueves

Os presento una receta, como siempre sencilla, pero muy apetecible.

 

Chuletas de Ibérico con pimientos:

En una sartén con un poco de aceite, picamos un diente de ajo, muy menudito y ½ cebolla en juliana muy fina. Rehogamos hasta que la cebolla se ablande

Abrimos un bote de pimientos de piquillo y los cortamos en tiras. Los incorporamos a la sartén y los dejamos hacer 5 min. Podemos añadir un poco de la salsa de los pimientos.

Mientras hacemos las chuletas al gusto. Salpimentamos y servimos con los pimientos por encima.

 

¡FELIZ SEMANA!

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.