mar 31, 2013 21:55 pm - Publicado por Margarita

 

Hola a tod@s y bienvenid@s.

¿Ya todos de vuelta? ¿O todavía quedáis algunos disfrutando del último día?  ¡Aaaah afortunados!

Último día del mes y tengo la sensación de que no ha pasado el tiempo… domingo, las 8 de la tarde, haciendo el resumen de la semana y diluviando ¡Igual que el domingo pasado!

 

 

¡Pero no! Esta semana he tenido la gran suerte de escaparme  ¡2 días! a Jávea.

 

Ver el mar, sentir la brisa, caminar al aire libre sin importar la lluvia o el viento, disfrutar de sobremesas sin hora, de una conversación relajada y lo mejor de todo, la compañía  de unos amigos sensacionales e insustituibles.

¡Gracias Raúl y María por abrirnos las puertas de vuestro refugio!

 

 

 

 

En el resumen de la semana no podían  faltar  las soluciones rápidas que en estos días he preparado:

Berenjenas con salmorejo

El salmorejo se asocia, igual que el gazpacho, a época de verano.

Yo suelo recurrir al salmorejo, como complemento de algunos platos, durante todo el año.

El Miércoles tenía previsto preparar berenjenas rebozadas. Conseguí un entrante “redondo” gracias al salmorejo.

Es perfecto, pues lo podemos preparar con antelación, por la mañana, para consumirlo  al medio día o por la noche. Os dejo la receta:

Salmorejo, necesitamos:

100 ml de Aceite de Oliva virgen

1 Kg. de tomates rojos bien maduros.

200 grs. de pan (mejor que tenga un día o dos)

1 diente de Ajo (la cantidad de ajo al gusto, con ½ ya tiene sabor). Sal

Limpiamos bien los tomates y los cortamos en cuartos, los ponemos en  un bol y trituramos con la batidora hasta que nos quede una salsa líquida. Lo pasamos  por  un colador  o el chino para retirar posibles trozos de piel y pequeñas pepitas.

Cortamos el pan en trozos pequeños y los añadimos al tomate. Lo dejamos reposar durante unos 10/15 minutos, para que  el pan se ablande.

Mientras pelamos el ajo y le quitamos el germen central para que no repita. Lo añadimos al tomate con el pan.

Echamos el aceite de oliva virgen y la sal. Lo pasamos todo por la batidora hasta que nos quede lo más fino posible. Probamos el punto de sal y lo rectificamos, si es necesario

Ponemos el bol en la nevera, cubierto y dejamos que se enfríe, en un par de horas.

Mientras cocemos un huevo y picamos jamón Ibérico muy menudo que pondremos encima del salmorejo en  la presentación.

Si queremos dar un toque crujiente al jamón, lo ponemos en el microondas 10 segundos.

Berenjenas, necesitamos:

2  berenjenas, sal, harina y huevo.

Cortamos las berenjenas en rodajas, espolvoreamos sal y dejamos escurrir.

Secamos bien, pasamos por harina. Quitamos el exceso dejando una capa muy fina. Pasamos por huevo batido y freímos en abundante aceite caliente.

Dejamos escurrir sobre papel de cocina y servimos acompañadas de nuestro exquisito salmorejo con el picadito de huevo y jamón.

Junto con el calabacín y la berenjena, las alcachofas son esas verduras que no me importa comer casi a diario.

Las alcachofas salteadas con jamón es un plato clásico y muy sencillo, pero ya sabéis que me gusta probar  pequeñas variaciones que enriquezcan el resultado.

 

¿Queréis descubrir una versión diferente de las alcachofas con jamón?

 

 

Mañana en “paso paso” os lo cuento.

Vais a necesitar: Alcachofas, jamón, cebolla, vino de cocinar, harina y pimentón.

 

¡Bienvenidos y feliz semana!

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.