sep 02, 2013 8:06 am - Publicado por Margarita

 

¿Ya todos de vuelta? Seguro que aún hay algún afortunado disfrutando del descanso vacacional.

Esta semana hemos despedido al mes de Agosto y le damos la bienvenida a Septiembre.

Todos los años me propongo incorporarme poco a poco al ritmo de mi vida diaria, pero la verdad es que se queda siempre en “un propósito”, pues en cuanto suena el despertador el primer día entras en una dinámica de no parar.

Me he dado cuenta que este mes he preparado varias recetas con huevo y he pensado en la múltiples posibilidades que ofrece este alimento, fritos, revueltos, tortillas, flanes… y también me ha venido a la mente ese frase que se utiliza con frecuencia de “si no sabe freír ni un huevo” haciendo referencia a alguien que no sabe cocinar.

La verdad es que freír un huevo es sencillo y complicado a la vez.

Sencillo, pues solo necesitamos una sartén, aceite,  el huevo y… a freir!!!

Pero el resultado va a depender del tipo de aceite y de su temperatura, de los huevos…

Primero tenemos que utilizar huevos frescos y a temperatura ambiente (sacar del frigorífico 1 hora antes)

Utilizaremos aceite de oliva limpio.

Ponemos a calentar el aceite. Si queremos que el huevo tenga puntillas esperaremos hasta que el aceite humee.

Tenemos que verter el huevo con cuidado para no romper la yema y cuando empiece a dorarse  echaremos aceite por encima para que blanquee.

Si no queremos que tenga puntilla, utilizaremos aceite a temperatura media consiguiendo un huevo totalmente blanco.

Se puede hacer a la plancha, en una sartén antiadherente con unas gotas de aceite o un poco de mantequilla.

También podemos freír la clara y la yema por separado. Primero batimos la clara y la freímos. Sacamos reservamos y freímos la yema, sólo un momento y la colocamos sobre la clara. El resultado es lo que llaman un huevo con “chorreras”

Con todas estas ideas podéis empezar a practicar!!!

Como es lógico esta semana os voy a contar como preparar una receta con huevos fritos. Es un plato completo y la vez sencillo: Huevos con pisto y jamón. Pero mejor os lo cuento mañana el “Paso a Paso”

Hoy os dejo otra idea que me parece  perfecta para cualquier época del año, pero no sé por qué, yo la suelo hacer más en verano: Salchichas al vino con cebolla

Necesitamos:

Salchichas frescas, 1 cebolla grande, 1 vaso de vino, ½ vaso de caldo.

En una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla, cortada en juliana, hasta que esté blanda (10 min).

En otra sartén doramos las salchichas, añadimos el vino y dejamos a fuego medio/fuerte para que se reduzca. Añadimos la cebolla, salpimentamos e incorporamos el caldo. Dejamos reducir y… LISTO!!!

 

Y como siempre, espero que tengais una…¡¡¡Feliz Semana!!!

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.