mar 29, 2012 10:32 am - Publicado por Margarita

¡Hola a todos!, una semana nueva, nuevas ideas y recetas.

Ya he comentado lo importante de una buena organización en la despensa y en la compra para ahorrar tiempo y llevar una dieta variada. Pero si también queremos ahorrar dinero a la hora de hacer la compra es bueno saber la cantidad de carne que necesitamos por ración. El peso de la ración varía según el tipo de carne.

Pollo y conejo: entre 200 y 250 gramos.

Buey y Ternera: entre 100 y 150 gramos para las carnes sin hueso. Las piezas con hueso pesarán entre un 30% y 50% más. Dependiendo de la pieza.

Cerdo: entre 125 y 150 gramos sin hueso. Si es una pieza con hueso aumentaríamos el peso entre un 30% y 50% .

Cordero y Cabrito: la ración sin hueso 250 gramos. Aumentaremos el peso si hay hueso como hemos indicado anteriormente.

Caza menor: entre 200 y 250 gramos.

Jueves 29

Cuando preparamos una receta varias veces, los resultados suelen mejorar y una vez que tenemos confianza en su realización, ahorramos tiempo en la preparación y podemos hacer variaciones (cambiar la hierba aromática, un toque de pimienta, un chorrito de vino para cocinar diferente….)

Hoy vamos a preparar una receta muy conocida y que nos permite diferentes soluciones finales.

Carne picada con calabacín y tomate:

La receta básica sería, en una sartén con un poco de aceite pochar ½ cebolla. Cuando esté blandita añadir 2 calabacines en cuadraditos. Salpimentar y mover frecuentemente 5 min. Incorporamos  la carne picada (400 gr.) y un poco de orégano. Rehogamos y cuando la carne tenga “colorcito” añadimos 300 gr. de tomate natural triturado, mezclamos bien. Poner sal y un poco de azúcar. Dejamos hacer 10 min. más, comprobamos el punto de acidez. Y lista  la receta básica. Esto es un plato por si mismo, pero también podemos:

Hervir pasta, por ejemplo unas cintas al fungí, 6/7 min. en agua con sal. Escurrir y servir con la carne picada.

Y  otra posibilidad, unas rodajas de berenjena a la plancha. Poner en un monde 3 ó 4 rodajas (según tamaño) añadir las preparación de la carne y el calabacín, espolvorear queso rallado y gratinar unos minutos. Desmoldar y listo.

Nota: un plato varias opciones. Sólo hace falta dejar volar nuestra imaginación y tenemos durante 3 semanas resuelto el día de carne de Ternera. ¿Qué tal quedaría con carne picada de pollo? ¡Espero que me lo contéis!

 

 

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.