abr 15, 2013 9:49 am - Publicado por Margarita

 

¡Hola a tod@s!

¿Qué tal vuestra semana?

Para mí ha sido  muy intensa y satisfactoria.

 

Que Grupo Morán me haya dado la oportunidad de participar en el Salón del Gourmets con el taller “aprende y sorprende”, por el que han pasado, en dos días, ¡400 niñ@s!, ha sido una magnifica experiencia, enriquecedora y  llena de buenos momentos difíciles de olvidar.

 

 

“Un minuto para el recuerdo”

 

 

Estas actividades no son nuevas para mí, pues mi mundo profesional ha estado unido a los más pequeños durante 24 años. Lo que sí ha sido nuevo en esta semana ha sido cocinar y comer por primera vez carne de “buey Angus”.

Cuando vi, en el expositor de la feria, esta carne, decidí que tenía que probarla y el viernes fuí a una de las tiendas de Morán, donde Jose, el carnicero, me informó con detalle sobre esta carne:

 

La carne del buey Angus está considerada como una de las mejores carnes del mundo junto a otras como la Waygu de Kobe

Los orígenes de la raza Aberdeen-Angus se sitúan en el norte de Escocia.

Esta raza tiene como característica que no tiene cuernos. Son criados en libertad, en extensos pastos durante el primer año o año y medio, luego son alimentados con cereales y sobre todo con maíz para conseguir una penetración de la grasa en el musculo similar a la que tienen los toros Wagyu japoneses, conocidos como Kobe.

 

El resultado es una carne muy sabrosa, tierna, jugosa, con una textura y sabor muy particular. Tiene  un gran porcentaje de grasas insaturadas, debido a su alimentación y forma de crianza.

 

Puedo testificar que después de prepararla a la plancha, el sabor es magnífico además de muy tierna.

 

 

El sábado vinieron a casa unos amigos de Javi para hacer un trabajo. A media tarde hicieron una parada para reponer fuerzas y todos ellos muy creativos me propusieron una idea muy original de presentar los sándwiches.

Nos pusimos manos a la obra y aquí tenéis una de sus ideas: piruletas de queso y salami.

Necesitamos: pan de molde (existen una rebanadas más largas especiales para enrollar), 100 gr de queso para untar, 50 gr  de salami. 1 pepinillo en vinagre y un poco de cebolla.

Batimos el queso, el salami cortado en trocitos, el pepinillo y la cebolla también cortado muy menudo.

Con la mezcla resultante untamos las rebanadas de pan. Enrollamos con cuidado.

Sujetamos con brochetas de bambú y cortamos en rodajas de unos 2 dedos de ancho.

También se pueden preparar con jamón cocido o con jamón serrano, en este caso suprimiremos el pepinillo y la cebolla y añadiremos tomate natural troceado.

 

El domingo, ya relajados del ajetreo de la semana, he preparado lomo de Ibérico con salsa de champiñón.

Una receta muy sabrosa con la que podréis sorprender en sólo 25 minutos.

Esto os lo cuento mañana en “paso a paso”. Si queréis preparar los ingredientes, solo vais a necesitar, filetes de lomo Ibérico, leche, nata, champiñón, cebolla y nuez moscada.

 

Como siempre os deseo  una ¡Feliz semana!

This entry was posted in Recetas fáciles y rápidas, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.